Como la risa, el llanto también cuenta con su musculatura. Si no la mueves, después no sale.

No es que sea cosa pues de andar por ahí entrenando aspavientos, o actuando la emoción periódicamente. Más bien es dejar de resistirse al llamado de las secreciones, que suele manifestarse con aceptable frecuencia, sólo que esta vida moderna nos ha enseñado a obviarlo.

Entonces, si notas que el habla se craquela, el ojo hace agua y ya el moco presiona, aprovecha. Afloja y entrégate. 

Esos lloros te servirán también para ir ensayando aquellos sonidos y muecas que has soñado y que te irán dando tu sello y estilo para el berreo.
El equipo era muy amater. No teníamos ni uniforme. Arrancábamos con la totalidad del plantel tarjeteado porque cada quien traía la camiseta que había en su casa, e incluso varias veces nos quedábamos en inferioridad numérica ya sin haber empezado el partido por no tener claro el rival de la fecha y justo ese día aparecerse alguien con la camiseta del otro equipo.
Se quedaba tanto que parecía retroceder.
Personajes:

-          Equis (neutral)
-          Ye (She o che; austral)
-          Zeta (peninsular)

Argumento:

Siendo conocida solamente la historia del encuentro final entre ye y zeta, es equis quien inventa (pero documenta) las historias relativas a los enfrentamientos previos, gracias a su conocimiento y trato familiar con las partes.


Versiones porteñas y peninsulares desvían ataques y defensas de una a otra facción, según sus particulares éticas de juego. Desenlaces diversos de cada episodio también hay, pero sinnúmero de versiones –como la presente– los omitirán por variados motivos. La de equis lo hace por considerar irrelevante los resultados parciales (y aún el final, al cual no ha conseguido, pese a sus esfuerzos, sustraerse). 
RELLENE CADA ESPACIO CON LA OPCIÓN U OPCIONES ADECUADAS:

“______________ (1). Ejercicio de derechos sexuales y reproductivos. _______________ (2).”

Opciones para (1): Precaución. Taberna pizzería. ¡Alto!. Silencio. Ministerio de desarrollo: Espacio concertado y avalado. Campamento de verano. Aquí. Hoy. Área de descanso. Próximamente. Zona Franca.  Área social. Campos de entrenamiento. Superficie deslizante. Piscinas comunitarias. Despierta. Usted está llegando a su parador favorito. ¡Pase! Alto de las arepas. Peligro: Hundimiento de banca. Centro vacacional. Zona de neblina. Zona militar. Centro de rehabilitación. No camine por la pista. Polideportivo municipal. Terreno en concesión. Club Privado. ¡Celebra con nosotros tus mejores momentos! Taller práctico. Penitenciaría distrital. No molestar. Trabajos en la vía. Centro de alto rendimiento. ¡Únete a la fiesta! Centro de capacitación. Así estamos cumpliendo. ¡Hola! ¡Aprende a vivir! Desmovilízate. Escuela de cadetes. Cruce peatonal.

Opciones para (2): Acceso sólo con carné y/o salvoconducto. Sólo armas autorizadas. Damas gratis. Disminuya la velocidad. Prohibido el ingreso en estado de guayabo. Descuentos (no acumulables) para grupos familiares, escolares y tercera edad. Siga ud. Ceda el paso. Trabajamos para usted. Tv a color. Disculpe los inconvenientes. Prohibido tomar fotografías, filmar y/o grabar. No insista. Karaoke. Proceda con moderación. Disfrute discretamente. Te esperamos. Feliz viaje. Prohibido el ingreso con bebidas o lonchera. Happy hour 2x1. Traiga su casete. Profesionales abstenerse. Conserve su distancia. Ambiente familiar. Cerveza del barril. Música de la tierrita. Fuente de soda. Baterías no incluidas. Show musical y de luces en vivo. Parque infantil. Recreación dirigida. Presente su proyecto. Circule con luces bajas. Invierta en su seguridad. Centro de convenciones. Espacio subsidiado por el estado. ¡Shake it, baby, shake it! Pregunte por nuestras promociones, combos y paquetes. Diversión garantizada. Venta de artesanías y souvenirs. Cursos de vacaciones. ¡Matricúlese ya! Un espacio para la reflexión y el retiro espiritual. En el deporte está el futuro. Plan Nacional de Rehabilitación. Alguien te espera en casa. Porque nunca es tarde para retornar al camino.


NOTA: SI NINGUNA DE LAS OPCIONES PARA (1) Y/O (2) ES DE SU AGRADO, O SI CREE DISPONER DE ALGUNAS MÁS ADECUADAS, SÍRVASE HACERNOS LLEGAR SUS SUGERENCIAS A LA DIRECCIÓN ADJUNTA.

 Para Yon Déivis, entre la nueva ola de población damnificada
 
 
Según los resultados de los estudios motivados por las quejas de una población cada vez más afectada por lo que se estimaba un importante incremento la actividad lunar, se deduce que no hay tal. Antes bien, la luna pareciera no sólo estarse alejando progresivamente del planeta, sino también perdiendo su influencia sobre el planeta y sus habitantes.

Pero la pérdida de su injerencia no sería consecuencia sólo de su distanciamiento. Estaría relacionada -al igual que nuestras dolencias-, con la muy probable usurpación de las funciones y atribuciones lunares por parte de la llamada “basura espacial”, indeseable y peligrosa maleza que al chocar entre sí a velocidades increíbles no ha hecho más que multiplicar sus escombros, llegando en su rápida prosperidad a prácticamente inutilizar la llamada órbita baja.

En un escenario así sería la propia luna la víctima principal de los tormentos infligidos por lo que se denominaría “nuevo régimen orbital” en su sublevación y posterior derrocamiento del clásico satélite. Ulteriores informaciones, de ser así la cosa, abundarían en lamentables datos con respecto al trato recibido por la luna, que ya habría sido discriminada, subestimada, ninguneada y pordebajeada por obsoleta y anticuada, comportamiento típico de las entidades artificiales para con sus mayores naturales, a quienes muy pronto dejan de considerar siquiera  sus pares, como nos hemos cansado de ver a nivel local. Sería la primera vez, sin embargo, que ello ocurre a nivel sideral.

La libre asociación -que siempre defendimos, aunque, está visto, no en todos los casos conviene- de partículas y cuerpos en suspensión sería entonces un hecho, y eso explicaría las inundaciones y áreas liberadas aleatoriamente por los caóticos movimientos de mareas y menstruaciones; los conatos de eclipses (malogrados, según pensamos, por el hecho de no contar la basura con escombros con dimensiones importantes, obviando consideraciones relativas a sus toscas y groseras formas, a años luz de lo redondo. No hay que descartar en este punto los intentos que habrían efectuado por ocultar la luna a nuestros ojos, no sabemos si con intenciones definitivas o si intermitentemente la usaría en ciertas noches como fachada para sus oscuros propósitos); los intentos de equidad entre sexos, pues también los machos han empezado a experimentar periódicas piquiñas, con lo que, de fastidio, aúllan... Es lógico suponer que con estas jugadas busque la basura espacial presionar al planeta con el fin de obtener reconocimiento o status oficial y mayor posicionamiento político (una de las peticiones fijas será el cambio de nombre del día lunes, de ahí el desmesurado aumento y reducción en su duración en estos tiempos, igual que los desequilibrios de fases).
Hacemos un llamado al respeto de las instituciones naturales, desconociendo cualquier maniobra por parte de la basura espacial, que como la luna, ha mostrado siempre la misma cara, y no es la primera vez que nos desestabiliza, recuerden cuando el enemigo lanzó los primeros satélites y nos iba ganando 2-0, que nos iba agarrando la sicosis colectiva. A la luna, nuestra señora, fuerza y resistencia, te queremos. Y a la gente, que se aguante la piquiña y no se rasque. entonces, no reconocer la nueva y nefasta influencia, cuyo poder artificial y subversivo Así que si de pronto le pica o acusa malestar que presume de origen cósmico o más allá de la exósfera, aguantarse la piquiña y no rascarse ni cortarse el pelo bajo ninguna circunstancia.

Etiquetas